Estrategias y indicadores

A través del análisis de materialidad, identificamos las cuestiones más relevantes para las partes interesadas en los distintos ámbitos de la responsabilidad social. Y, en el rubro de las estrategias de gestión, para cada cuestión, definimos indicadores específicos de desempeño encaminados a “medir” los resultados conseguidos.

Las estrategias delineadas en cada uno de los ámbitos, que identifica la Global Reporting Initiative (GRI) y que sintetizamos a continuación, se detallan en el documento anual Estrategias de gestión e indicadores de rendición de cuentas de Responsabilidad social. Este último también incluye los impactos directos e indirectos generados. En cambio, en nuestro Balance integrado, rendimos cuentas de los resultados de las distintas actividades.

  • Buen gobierno

    Dado que la transparencia es uno de nuestros valores fundamentales, consideramos que las cuestiones relacionadas con el buen gobierno corporativo son relevantes por definición, sin someterlas al análisis de materialidad.

    Creemos que una estructura organizativa, que sea capaz de garantizar una separación clara entre las funciones y los cargos, es la base de una gestión empresarial correcta. Por ello, publicamos todos nuestros datos y examinamos la información sobre buen gobierno de las empresas en las que invertimos.

    En particular, analizamos la estructura, la composición y las competencias de los órganos de gobierno de las empresas, la función que desempeñan al determinar y evaluar las políticas de sostenibilidad, el sistema de remuneración y de evaluación del desempeño y la estructura que está destinada específicamente a la Responsabilidad Social Corporativa.

  • Ámbito económico

    En este contexto, evaluamos los flujos de capitales que generan las actividades empresariales y su distribución entre las distintas partes interesadas. Además, medimos sus impactos directos e indirectos.

    Por lo que se refiere a nuestro impacto económico directo, coherentemente con el valor de la transparencia en que creemos, todos los años publicamos en el Balance integrado una tabla que sintetiza los importes distribuidos entre todos aquellos con los que tenemos relaciones (socios, trabajadores, proveedores, Hacienda y colectividad).

    En cuanto al impacto de nuestros proveedores, empleamos un sistema de acreditación en el que priman los que prestan más atención a la responsabilidad social. Nos comprometemos a mantener con ellos relaciones estables y a cumplir con los plazos de pago pactados.

  • Medioambiente

    Este ámbito analiza los impactos de las empresas en el medioambiente tanto en términos de recursos empleados (energía, agua y materiales), como en términos de emisiones y residuos generados.

    Somos una pequeña sociedad de servicios, cuyo impacto directo en el ecosistema es limitado, en comparación con otros tipos de empresas. No obstante, como creemos en el uso responsable de los recursos, prestamos suma atención a todos los temas medioambientales. Por esta razón, nos decantamos por las fuentes de energía renovables, los materiales reciclados y las formas de transporte sostenibles. Además, medimos nuestros consumos en los rubros de papel, electricidad y calefacción. Todos los años, rendimos cuentas del CO2 emitido en el Balance integrado.

    Respecto de la materialidad indirecta, en el análisis no financiero de las empresas en las que invierten nuestros fondos, proponemos una evaluación del impacto medioambiental de las instalaciones y los productos. Sacan mejores notas las empresas que monitorizan y compensan sus consumos, a la vez que adoptan criterios medioambientales al escoger a sus proveedores. Análogamente, en nuestras actividades de Engagement favorecemos la adopción de políticas encaminadas a disminuir el impacto medioambiental.

  • Prácticas laborales y trabajo digno

    Los temas de este ámbito se refieren, por ejemplo, a la estabilidad de los contratos laborales, a una remuneración justa, a la igualdad de trato de género y a la formación adecuada de los trabajadores.

    Para nosotros, las cuestiones vinculadas a las prácticas laborales son relevantes tanto directamente (en cuanto objeto de análisis y rendición de cuentas en el Balance integrado), como indirectamente (por ser temas fundamentales de las actividades de Engagement, amén de uno de los criterios más importantes que aplicamos en la fase de análisis no financiero). De hecho, seleccionamos a las empresas en las que invierten nuestros fondos también en base a la coherencia de sus políticas laborales con la legislación nacional y con los estándares internacionales (como los que aprueba la Organización Internacional del Trabajo, OIT).

  • Derechos humanos

    El respeto de los derechos humanos es un factor relevante en el análisis no financiero con el que seleccionamos a las empresas en que invierten nuestros fondos: evaluamos las cuestiones relacionadas con este ámbito dando la preferencia a las empresas que adoptan prácticas trasparentes y controlan interna y externamente a los proveedores para evitar situaciones de discriminación y explotación.

    Análogamente, excluimos del Universo de inversión los valores de los emisores que quebrantan los convenios de la OIT y que operan, directa o indirectamente, en países donde se vulneran los derechos humanos.

    En lo tocante a nuestro impacto directo en este ámbito, nos comprometemos a evitar todo tipo de discriminación, respetando las diferencias e incorporando, entre los criterios de selección de los proveedores, la sensibilidad hacia los temas inherentes a los derechos humanos.

  • Sociedad

    Figuran en este ámbito todas las cuestiones relacionadas con los efectos de las actividades corporativas en la sociedad y en las comunidades locales.

    Por lo que atañe a nuestros impactos directos en las comunidades, nos comprometemos a apoyar las actividades de Microfinanzas  y Micromecenazgo. En cambio, en el rubro de las relaciones con la sociedad y el contexto operativo e institucional, detallamos todas las formas de conformidad con las normas de nuestro sector en el Modelo Organizativo (Decreto Legislativo 231/01). Además, presentamos una síntesis en el Balance integrado.

    En materia de incidencia política, colaboramos tanto a nivel nacional como internacional con redes e instituciones para promover los principios de las finanzas éticas. No efectuamos donaciones a los partidos políticos y la transparencia de las empresas al respecto es uno de los criterios de nuestro análisis no financiero.

  • Responsabilidad de producto

    Este ámbito se refiere a los impactos directos que los productos determinan en las partes interesadas. Comprende cuestiones como la salud, la seguridad y la confidencialidad de la clientela, así como la transparencia de la información en la etiqueta.

    Por lo que concierne a nuestros productos, la transparencia de nuestra oferta es un valor en sí. No sólo la preceptúa la normativa de supervisión de nuestro sector: nosotros hacemos más, pues proporcionamos al cliente más información, como el listado completo de los emisores en los que invierte el fondo del que es partícipe.

    En cuanto a nuestro impacto indirecto, tanto en la selección de los emisores como en las actividades de Engagement, nos concentramos en las cuestiones vinculadas al cumplimiento de todas las normativas que atañen a los procesos productivos, por parte de la empresa.

Antes de la adhesión, lea los KIID y el Folleto disponibles en las oficinas de las entidades de inversión.

La inversión de los fondos “Linea Valori Responsabili” y “Linea Futuri Responsabili” para los clientes “minoristas” está disponible exclusivamente en Italia. Para ampliar la información se ruega consultar la versión italiana del sitio web.