Panasonic

Por primera vez, el 24 de junio de 2016, Etica Sgr votó en la Junta de Accionistas anual de Panasonic, la sociedad japonesa que construye aparatos electrónicos y eléctricos para un amplio público de consumidores y empresas, así como para usos industriales.

La Junta debía renovar el Consejo de Administración. La sociedad le propuso que confirmara a los diez y seis vocales de 2015 y que eligiera uno nuevo, en calidad de “Independiente outsider” (administrador independiente). Etica Sgr votó a favor de 12 vocales sobre los cuales no tenía nada que objetar. Pero votó en contra del nombramiento de otros cinco. En particular, votó contra la confirmación en el cargo de Shusaku Nagae (Presidente del Consejo), de Masayuki Matsushita (descendiente del fundador y miembro del Consejo durante 30 años) y de Kazuhiro Tsuga (Presidente de la compañía). ¿La razón? No sometieron al voto de los accionistas la renovación de la poison pill o “píldora envenenada”. Es esta una táctica defensiva, a la que las empresas recurren para defenderse de las amenazas de incorporación. Etica Sgr lo evaluó negativamente, pues ello podría reforzar una gestión mediocre de la compañía y desalentar ofertas destinadas a adquirir el control. Incluso por parte de sociedades, que podrían contribuir a aumentar el valor de la firma. En Japón entre 2006 y 2009, hubo casos en que la “píldora envenenada” también se usó para eso. La mayoría de las empresas japonesas, cuyo plan aún no había sido aprobado por los accionistas, en el ínterin, solicitaron el acuerdo de la Junta o la eliminaron por completo. Hoy en día, son pocas las empresas que siguen teniendo un plan no aprobado. Son casos particulares. Por ejemplo, sociedades con un número considerable de miembros independientes les pidieron que expresaran su opinión sobre el plan.

Etica Sgr también votó en contra del nombramiento de Masayuki Oku y de Yoshinobu Tsutsui: Panasonic los había presentado como Independent Outsiders pero no lo eran del todo. De hecho, Masayuki Oku es Presidente del holding del banco Sumitomo Mitsui Financial Group, la entidad principal que financia a Panasonic Corporation. Por su parte, Yoshinobu Tsutsui es el Presidente de Nippon Life Insurance, uno de los accionistas más importantes de Panasonic.  En cambio, Etica Sgr votó a favor de confirmar en el cargo a Hiroko Ota, la única mujer del Consejo. Además, en los comentarios que constelaron la votación, Etica Sgr recordó que la presencia de mujeres en los consejos de administración de las sociedades japonesas es una cuestión de compromiso de candente actualidad. Entre otras cosas, a la luz de las mejorías que incorporara el Código de Gobernanza Corporativa en Japón. Etica Sgr también votó a favor de la elección de dos censores de cuentas.

Bien es verdad que Etica Sgr evaluó positivamente que Panasonic solicitara que se modificara el número máximo de Independientes, sin retocar la remuneración que percibe en total el Consejo de Administración. No obstante, a la hora de votar dicho apartado del Orden del Día, optó por la abstención. Tal es así, porque al mismo se sumaba la enmienda del período de ejercicio de las opciones sobre acciones, que no se ciñen al apartado 1.6 de las Directrices sobre Accionariado Activo. De hecho, el plan de stock options no presenta información alguna sobre los criterios inherentes a la rentabilidad que desembocan en el devengo de los instrumentos asignados.

Por último, con arreglo a lo adelantado al motivar el voto, Etica Sgr se comprometió a impulsar un diálogo con Panasonic sobre el tema de la independencia y la presencia de mujeres en el Consejo de Administración. Otros temas de compromiso con Panasonic son la innovación del producto (baterías para coches e Internet de las cosas o IoT), las emisiones de anhídrido carbónico, los derechos laborales, la gestión de la cadena de abastecimiento (en especial, por lo que hace a los minerales conflictivos), la seguridad de los productos y los temas vinculados a la transparencia fiscal.

Engagement Sociedades extranjeras
Ti potrebbe interessare anche